jueves, 17 de septiembre de 2020

Complejo Canonigo-La Milanera (Riotuerto)


Situación e Historia

La cueva de la Magdalena esta en el fondo del polje de Rucandio, conocido como mies de la Magdalena, en el punto donde se sume el arroyo de la Gargolla.

La cueva del Canónigo es el nacimiento del arroyo del mismo nombre. Existen dos surgencias, la oriental (Canonigo-Hormigon) que es el desagüe del polje de La Lombana a través de Cuesta del Río, y la occidental o Cueva del Canónigo de la que ahora nos ocupamos.

Ambas surgencias están separadas por una distancia de 92 metros.

El paraje donde nace el arroyo del Canónigo es un hermoso rincón, un circo limitado por un farallón rocoso, con el suelo cubierto de praderías y bosque autóctono (avellano, laurel, castaños, acebo, ect.) Que da paso a una estrecha hoz en la que hay instalado un molino maquilero.

Esta cueva es una de las más conocidas en la zona y visitada frecuentemente por todo tipo de personas atraídas por la aventura de entrar por La Magdalena y salir 90 m, más lejos en el Canónigo ayudados por improvisados sistemas de iluminación.

Fue visitada por nosotros en el año 1961 si bien hasta el 17/12/78 no se comenzó el estudio de la cueva. A partir de esa fecha la hemos visitado en numerosas ocasiones explorando y topografía do minuciosamente, de forma que de los 90 m, inicialmente conocidos hemos pasado a 740 m, topografiados.

Morfología externa

Existe una barra caliza que cierra la Mies de la Magdalena obligando a sumirse al arroyo de la Gagolla en la cueva de la Magdalena y dando origen al arroyo de dicho nombre.

Morfología interna

Entrando por la boca del Canónigo encontramos una red ortogonal de galerías recorridas por el río, que se despega en cascada por el farallón en que se abren las bocas.

Penetrando por la galería principal, fósil, librando bloques que hay por el suelo, remontamos ligeramente hasta girar en ángulo recto para continuación descender hasta la boca de la Magdalena. Este es el camino más frecuentado y conocido.

El resto de la cueva se plantea a dos niveles superpuestos.

El inferior coincide con el nivel de base de arenisca y se encuentra permanente ocupado por las aguas, de forma que la progresión hay que hacerla en oposición o chapoteando por el cauce dado que las galerías son estrechas e impiden el empleo de botes neumáticos.

El nivel superior, abandonado por las aguas, presenta varias gateras y laminadores muy angostos a causa de los procesos de colmatacion , litogenesis y clasicismo. En algunos puntos se aprecian corrientes de aire procedentes del exterior, y provenientes del fondo de las dolinas.

Entrando en la cueva por la Mies de la Magdalena hay, al menos, cuatro posibilidades de acceso:La Magdalena inferior, que es la entrada normal; La Magdalena Superior, que es un laminador ; La Madalena Intermitente, gatera intermitente ocupada por las aguas y Magdalena Conejo, laminador que accede al piso superior.

Bibliografía

Boletín Cántabro de Espeleologia 12, 1996

No hay comentarios:

Publicar un comentario