jueves, 9 de noviembre de 2017

Historia de un Pueblo

Lucia Ibañez Mier (S.A.E.C.)

De muchos es sabido que en muchos pueblos de nuestra región siempre existe alguna historia que contar a cerca de su origen , de la fama de la gente , de alguna anécdota curiosa , en fin , de todo aquello que por su propio mérito , par a bien o para mal , merezca el beneplácito del recuerdo. Nosotros, nuestro grupo, recogimos de una forma directa y cordial todo lo que pudimos acerca del vivir y del pensar de unas gentes que, sin saberlo , han estado donde o otros , hace muchísimo tiempo, ya existieron en el albor de los tiempos.
Desgraciadamente, la historia generacional se remonta a tan sólo o 2 o 3 siglos en el pueblo de Muñorrodero, pero pensamos que es interesante escudriñar en el la. No sólo por el hecho de conocerla si no también porque es una fuente muy rica en información sobre vocablos y topónimos.
De esta manera se comenta en el pueblo que e l origen de su nombre se debe a que antaño viví a , donde hoy está ubicado el lugar llamado el Rivero, un pescador de apellido Muñoz, que tenía buena fama como redero( fabricante de redes ) y , siempre que se hacía alusión al lugar , lo normal era decir ". . .donde Muñoz el redero.. .". La evolución de la frase es bastante sencilla y através de los años pudo devenir en Muñorrodero.
Algo parecido sucede con la Fuente del Salín, más conocida a raíz del descubrimiento de las pinturas , en la que la gente ha denominado también desde hace años ( a nivel de tatarabuelas , por l o menos), como los Ojos de Mar, en la creencia de que era peligroso acercarse , pues uno podría ser absorbido por los dos agujeros y aparecer , ya difunto , en e l cercano mar cantábrico.

Sin embargo, es más lógico centrarse en la explicación que dan las gentes sobre el origen del salín. viene de que antiguamente, ea la zona conocida como el Rivero, existió un puerto de poco calado , donde los barcos entraban con mineral de hierro destinado a las herrerías del valle ( origen del actual Herrerías ) , para luego volver a cargar el hierro junto con harinas para ultramar y por ahí "salían” Los barcos. Hoy día aún se aprecia una vieja piedra donde los amarraban. Todo se fue al traste cuando se construyó el primer puente del ferrocarril , pero, al menos, perduró la historia que da nombre sin querer lo a una importante cueva, la fuente del salín.

REFERENCIA
Boletín Cántabro de Espeleología 6
Federación Cántabra de Espeleología
Santander 1985

No hay comentarios:

Publicar un comentario